Mariano Belinky (Santander AM): «Las bandas de exposición a bolsa o renta fija han dejado de representar el riesgo subyacente»

Mariano Belinky, Santander AM
Mariano Belinky, Santander AM

Desde que en 2016 Santander recompró su gestora y en 2017 se creó una división global de Wealth Management que integró a Santander AM y posteriormente el negocio de seguros, muchos han sido los cambios que ha experimentado el brazo de gestión del grupo.

Una firma que pasó a liderar a nivel global Mariano Belinky en febrero de 2018, quien resume la transformación de la gestora en pasar de ser un negocio con sesgo local a una entidad con sesgo global. Su línea de actuación de los últimos años se ha basado en dos pilares: transformar la compañía y la búsqueda de generación de valor.

Desde el punto de vista de Belinky, el primer pilar es menos visible públicamente, pero ha traído grandes cambios al grupo. La implantación de la plataforma Aladdin de BlackRock ha supuesto migrar a una plataforma común los procesos de gestión y riesgos de toda la entidad. Una migración que se completó para Europa el verano pasado y en marzo de este año en Latinoamérica.

Esta diferenciación entre Europa y América Latina es fundamental. La entidad nombró a Lázaro de Lázaro responsable del hub de Santander AM para Europa y Luis García Izquierdo el de Latinoamérica (principalmente Argentina, México, Chile y Brasil). En este sentido, Belinky explica que un marco regulatorio homogéneo en el viejo continente permite a la gestora permite aglutinar las operaciones en España, cosa que no ocurre en latinoamérica. 

Según indica, casi todo el equipo de gestión está en la sede del grupo en Madrid, así como todo el middle y back office. Tal y como detalla Belinky, Alemania ya es subsidiaria de España, Portugal al 80% y Reino Unido lo será a finales de este año o en el primer trimestre del año que viene. Sin embargo, América Latina no permite tener un middle office central para todos los países.

En cambio, Luxemburgo se ha convertido en la plataforma de productos globales para el grupo. Un ejemplo de ello es la gama de mandatos a gestoras internacionales denominada Santander GO, que ya reúne cerca de 3.000 millones de euros, o el último lanzamiento Future Wealth. Actualmente, la gestora atesora en el gran ducado 9.500 millones de patrimonio y esperan un crecimiento sustancial en los próximos años. “Cada mes hay entre 200 y 400 millones de entradas netas y todavía no hemos migrado todos los fondos”, contextualiza Belinky.

En este sentido, a nivel general, el consejero delegado afirma que el primer trimestre ha sido uno de los mejores periodos de la gestora en años. Hasta marzo, la gestora ha captado 3.100 millones en su red retail. Casi 1.700 millones corresponden a España.

Generación de valor

Además de la transformación de la compañía, la otra pata estratégica del grupo se ha asentado en la generación de valor. Para Belinky, todo se resume en simplificar el apetito de riesgo del cliente. “Empezamos a identificar el riesgo del cliente con la volatilidad máxima o pérdida máxima esperada y en función de ella ver que rentabilidad se puede dar”, destaca.

Desde su punto de vista, las bandas de exposición a renta variable o renta fija han dejado de representar el riesgo subyacente. En este sentido, cree que las necesidades del cliente se resumen en tres en función del tiempo vital de cada cliente: preservación del capital, rentas o crecimiento patrimonial. “En estas tres categorías se agrupan el 95% de las necesidades del cliente”, añade.

Este cambio de aproximación ha llevado a la gestora a reformular sus gamas de fondos mixtos. “Queremos que toda la casa gestione en función del riesgo y las necesidades, habíamos complicado la conversación con el cliente”, señala. La gestora acaba de relanzar su gama de perfilados para reflejar estos cambios.

El director de Inversiones de Santander AM, José Mazoy, indica que alinear el apetito de riesgo con la volatilidad de los productos implica incrementar el tipo de activos en los que puede invertir y la flexibilidad cada vehículo, así como una gestión sistemática de la volatilidad y nuevas técnicas de construcción de carteras que permitan ajustar la volatilidad. Aladdin, puntualiza Mazoy, ayuda a los gestores a analizar los riesgos de una forma más precisa.

GMAS

La unidad de Global Multi-Asset Solutions (GMAS), responsable de 60.000 millones de activos bajo gestión, es la piedra angular de esta nueva forma de gestionar y está liderada por Kent Peterson.

Bajo esta unidad se encuentra el equipo Asset Alocation & Solutions capitaneado por Ruy Ribeiro, el equipo de Quantitative Investment Solutions con Francisco Esteban al frente en Europa o el equipo de Portfolio Construction & Implemention, liderado en Europa por Cristina Rodríguez Iza. En Latinoamérica, los equipos de construcción de carteras son locales para tener en cuenta el marco regulatorio, aunque siguen los esquemas marcados por el equipo europeo.

A GMAS se han incorporado ocho personas en el último año, entre ellos Sergio Acha, nuevo director de Operaciones.

Ilíquidos

Otra unidad importante por el grupo, aunque está dirigida exclusivamente a clientes institucionales, son los alternativos ilíquidos. Borja Díaz-Llanos es responsable de un equipo de 30 personas especializados en tres tipos de estrategias: infraestructuras, leasing empresas y trading finance, que llegará próximamente. Por ahora, este equipo tiene comprometidos 1.000 millones. La entidad descarta lanzar fondos de capital riesgo y hedge fund. “Queremos enfocarnos en deuda privada, la originación del banco es una ventaja competitiva”, contextualiza.  

Cristina Serrano, que se incorporó a la gestora en 2018 como responsable de Negocio Institucional, será la responsable de comercializar estos productos especializados, además de otros productos de la gestora. Esta división ha llegado a captar 2.300 millones en el último año y medio.

Sostenibilidad

Por otro lado, el grupo sigue apostando por la sostenibilidad. Con 6.900 millones de activos bajo gestión en 16 estrategias, tienen el compromiso de convertir todos sus planes de pensiones bajo esta filosofía de inversión. En cuanto a los cambios normativos, adecuarán los folletos de la oferta de fondos disponible al articulo 8 y 9 del reglamento europeo sobre la divulgación de información relativa a la sostenibilidad.

La visión sobre sostenibilidad está presente en las herramientas de gestión de todos los gestores a través de la plataforma Aladdin. Según Belinky, que los productos que no tengan el apellido de sostenibilidad no significa que no sigan esta aproximación. La firma cuenta con una metodología propia y rating propio de ESG.