Más de la mitad del dinero que entra en fondos europeos elige productos sostenibles

Aaron Burden, Unsplash

El auge de la inversión con criterios sostenibles no ha dejado de crecer en los últimos años al calor de la regulación, de la concienciación de las gestoras de activos y, sobre todo, de la demanda de clientes tanto institucionales como, cada vez más, también particulares. Un auge al que también ha impulsado más recientemente la crisis del COVID.19, máxime si tenemos en cuenta que en los peores momentos de mercado como los vistos en marzo de 2020, los fondos sostenibles demostraron que en tiempos de alta volatilidad son capaces de preservar mejor el capital que los tradicionales.

Y ese crecimiento sigue al alza como se ve en los datos de flujos del primer trimestre que acaba de publicar Morningstar. Según sus datos, los fondos sostenibles europeos (se incluyen tanto fondos de gestión activa como ETF) cerraron el primer trimestre del año con entradas netas de dinero de 120.000 millones de euros. La cifra, además de ser un 18% a la registrada en el trimestre anterior, implica el 51% de todas las suscripciones que se vieron en la industria. Es decir, más de la mitad del dinero nuevo que entra en fondos elige productos sostenibles.

El récord de suscripciones ha llevado también a hablar de un récord en activos gestionados. Al cierre de marzo los fondos sostenibles ya gestionaban 1,3 billones de euros, tras haber superado el año pasado la barrera del billón de euros.

Aunque el grueso del patrimonio en fondos sostenibles sigue estando en manos de fondos de gestión activa, lo cierto es que los ETF no han dejado de aumentar su cuota de mercado en los últimos tiempos. De hecho, los fondos indexados y los ETFs obtuvieron 36.500 millones de euros en flujos de fondos sostenibles, representando el 30% de los flujos del primer trimestre, frente a los 32.800 millones de euros del trimestre anterior. Y ésta no es solo una tendencia en Europa, también en EE.UU, donde los ETF sostenibles están mucho más desarrollados.

De hecho, cuando se mira el ranking de productos que más flujos recibieron en el primer trimestre del año se ve que fueron dos ETF, s, SPDR Bloomberg SASB U.S. Corp ESG ETF and Developed World Sustainable Equity Index Fund los que ocuparon la primera y segunda posición.

En el informe publicado por Morningstar también se dedica un capítulo aparte a analizar la entrada en vigor de la regulación SFDR y lo que ha supuesto para la industria. Según sus datos, el 20% de los fondos en Europa ya se incluyen en el artículo 8, y el 2,7% en el artículo 9, tal como se explicaba en este artículo publicado hace unas semanas en FundsPeople.